DIENTES DE AJO NEGRO

Sometiendo al ajo a un calor suave durante días se obtiene una joya culinaria con un gran poder antioxidante.

Ponerse en la boca por primera vez un diente de ajo negro en estado puro, sin más, es una experiencia inolvidable. Su sabor inicial a ajo se torna al instante en una sorpresa dulce que se dilata en el fondo del paladar, con un ligero recuerdo a ciruela, y casi a la vez despliega un delicado sabor salado.

  • El ajo negro es especialmente rico en compuestos fenólicos como la S-alilcisteína o la S-alilmercaptocisteína, de acción antioxidante. Aporta, además, vitamina C y otras sustancias también antioxidantes de alto valor como los flavonoides.
  • Su riqueza antioxidante lo convierte en un buen estimulante inmunitario.
  • Al igual que el ajo de siempre, es un gran antibiótico natural, útil para prevenir y combatir resfriados y otras infecciones.
  • Ayuda a mantener buenos niveles de presión sanguínea.
  • Facilita la función hepática, eliminando restos de lípidos y colesterol dañino, lo que además lo convierte en un buen recurso ante la astenia primaveral.
  • Al facilitar la circulación mejora también los dolores de cabeza por insuficiente riego sanguíneo.
  • Se considera un buen energizante natural.
  • Puede ser un gran aliado frente al reúma, la gota, la artritis y procesos que cursan con dolor muscular.
  • Estimula el tránsito intestinal.
  • Al ser antiparasitario, ayuda a controlar la candidiasis intestinal y los parásitos en los niños.

DIENTES DE AJO NEGRO

$5.500Precio