La harina integral se obtiene de la molienda del grano de trigo entero; en este proceso, simplemente se tritura el grano para que sea comestible y se forme una harina. Comer alimentos elaborados con harina integral aporta nutrimentos importantes para nuestro organismo como fibra, vitaminas del complejo B, vitamina E, ácidos grasos esenciales, hierro, magnesio, zinc, potasio, manganeso. A continuación, algunos beneficios que aporta la harina integral:

 

  • Posee un nivel nutricional distinto al de la blanca. Conserva la cubierta exterior del grano y el germen de trigo, componentes que contienen una gran cantidad de vitaminas B-1, B-3 y B-5. Además, cuenta con minerales, hierro y ácidos grasos esenciales beneficiosos para nuestro organismo.
  • La fibra presente en los granos enteros ayuda a que el intestino tenga un movimiento regular. También previene la aparición de enfermedades como diverticulosis, inflamación, hemorroides, diarrea y dolor.
  • Tiene un alto nivel de hidratos de carbono, que ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre, por lo que reduce el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes.
  • Puede ayudar a reducir la talla ya que, genera una mayor sensación de saciedad que la blanca. El cuerpo tarda más tiempo en digerir los granos enteros que los procesados y por eso al consumir harina integral sentimos que estamos llenos con rapidez.
  • El proceso de refinamiento por el que pasa la harina blanca separa la parte del grano rica en fibra del resto y es por esta razón que la harina blanca contiene menos fibra que la integral.

HARINA INTEGRAL DE TRIGO

$1.300Precio